domingo, 27 de julio de 2008

Servir

Durante una de mis solitarias incursiones gastronómicas, y en el padecimiento por un mal servicio, escribí el siguiente texto acerca de lo que "sirve":

Sirven las lucecitas azules que rondan el lugar, vigilando, cuidando, riéndose de las palabras huecas. 
Sirve esperar la comida, en silencio, con una sonrisa.
Sirve cobrar conciencia, darme cuenta de que todo lo que sirve en realidad es inservible.
Sirve cerrar los ojos y sentir el aroma del plato que acaba de posarse sobre la mesa.
Sirve no imaginar nada sobre el futuro, no esperar nada. 
Sirve el escepticismo, en tanto a veces ayuda a equilibrar la balanza de mi crónica ingenuidad.
Sirve escuchar atentamente. 
Sirve tener paciencia.
Sirve saber que el momento siempre es presente, y que no se pueden perder las oportunidades que no se aprovechan.

Jansenson Magia

Jansenson Magia
Visitanos en www.jansenson.com